Pastores argentinos oran con el papa Francisco en el Vaticano

Jorge Himitian declaró que pasaron “un tiempo en oración, cordial, amigable, espiritual”, y le dijeron que "Dios lo había escogido como un profeta a las naciones”.
Seis pastores evangélicos de la Argentina conversaron y oraron el 29 de mayo con el papa Francisco en la residencia de Santa Marta, en el Vaticano. Jorge Himitian, uno de los pastores que integró la comitiva, dijo que el dirigente de la Iglesia Católica Apostólica Romana recibió “a los abrazos, a los besos, al estilo argentino”. Participaron, además de Himitian, Norberto Saracco, Carlos Mraida, Omar Cabrera, Angel Negro y Humberto Golluscio.


Durante la entrevista, que se extendió por 80 minutos y fue aceptada por el Papa sin mayores protocolos, el líder católico dijo a los pastores: “Hoy tenemos que predicar el kerigma de Jesucristo, proclamar a Cristo”.

AMIGOS DE VARIOS AÑOS
La media docena de dirigentes evangélicos, todos ellos de Buenos Aires, mantenía una amistad con el ex cardenal Jorge Bergoglio previa a su elección como Papa el 13 de marzo, gracias a los encuentros de la Comunidad Renovada de Católicos y Evangélicos en el Espíritu Santo (CRECES).

“Solíamos encontrarnos con Bergoglio para orar de vez en cuando. Los encuentros de CRECES nos acercaron y encontramos un hombre de profunda espiritualidad y nos volvimos amigos”, aseguró Himitian. “Le expresamos nuestra alegría por tenerlo en un lugar tan importante, tenemos un muy alto concepto de su compromiso con Cristo y con el ser humano, con los necesitados, y por su compromiso en la oración”, añadió.

UN LIBRO PARA FRANCISCO
En el marco de la reunión, la periodista Evangelina Himitian, hija del pastor de Comunidad Cristiana, entregó al papa un ejemplar del libro biográfico "Francisco. El Papa de la gente", escrito por ella.

A su regreso a Argentina, los pastores compartieron que “vieron muy bien” al papa Francisco, “con la sencillez habitual”. El jefe del Vaticano les comentó que “estaba un poco inquieto momentos antes de la elección pero cuando se dio cuenta de que en la elección superaba los 77 y llegaba a los dos tercios, en ese instante le invadió una gran paz y eso lo sostiene hasta el día de hoy”.

“UN PROFETA A LAS NACIONES” 
Himitian declaró que pasaron “un tiempo en oración, como hacíamos aquí, cordial, amigable, espiritual. También le dimos una palabra que varios habíamos sentido basada en Jeremías 1, que Dios lo había escogido como un profeta a las naciones y que no tuviera temor a dar la palabra como Dios se la daba”.

La conversación derivó en el ambiente espiritual en la Argentina, la respuesta favorable del periodismo argentino al evangelio, pero no incluyó cuestiones de la política local, según Himitian. “Conversamos sobre lo positivo de esta apertura que se da en países de América latina y en Italia mismo, donde la gente está muy contenta y muy abierta a volver a la fe, a la iglesia, se siente la gente muy proclive. Ojalá que la iglesia y los sacerdotes estén a la altura del momento para satisfacer el hambre de la gente que está más abierta a volcarse a la fe”, afirmó. “Lo que vamos a ver y ya se ve, es que si evangelizamos sin hacer proselitismo se van a llenar tanto templos evangélicos como católicos”.

El pastor Himitian dijo también: “Nosotros hemos visto en él cada día mayor apertura, especialmente en el estilo: parece más un pastor carismático que un cura o un obispo”.